Cuando los bloggers son más profesionales que los periodistas

Comunicación482 lecturas

Estoy cansada de ver cómo algunos de los principales diarios online, tanto nacionales como internacionales, modifican el contenido de sus noticias poco después de publicarlas.

El ejemplo más reciente lo vi hace unos días en un post del blog presscriticism.com, en el que se que documenta gráficamente cómo el 1 de octubre de 2011 el prestigioso The New York Times modificó un párrafo completo de la noticia sobre la marcha de #OccupyWallStreet en el puente de Brooklyn, tan solo veinte minutos después de su publicación, cambiando totalmente el sentido de la misma.

El entorno online es indiscutiblemente dinámico y los medios compiten por ser los primeros en publicar los últimos acontecimientos. Por este motivo, entiendo que sea habitual que se produzcan erratas y que posteriormente se corrijan. Lo que me parece inadmisible es que, una vez publicada la información, se eliminen o añadan frases, se modifiquen párrafos completos o incluso ¡hasta el propio titular de la noticia!

Con las redes sociales, todos tenemos la posibilidad de convertirnos en pequeños medios de comunicación que tuitean contenidos informativos y de opinión. En muchos casos, estos tweets suelen incluir links a fuentes supuestamente fiables. Por ello, los medios online deberían tener cuidado con este tipo de prácticas, ya que resulta realmente desagradable tuitear una noticia y comprobar cómo, al cabo de un tiempo, el contenido del tweet no tiene nada que ver con la información a la que hace referencia. Por otro lado, si decidimos programar la publicación de dicho tweet para más adelante, mediante el uso de un programa cliente de Twitter como TweetDeck o Hootsuite, corremos el riesgo de que nuestro tweet se vea afectado por este problema incluso en el mismo instante de su lanzamiento.

Ésto es precisamente lo que me sucedió hace algún tiempo en mi perfil de Twitter @enladiana, con un tweet que programé para ser publicado tan solo unas horas después de leer la noticia en bbc.co.uk (con el fin de evitar lanzar demasiados tweets seguidos). Os traduzco al español dicho tweet, que hacía referencia a un titular y primeros párrafos totalmente diferentes a los de la noticia posteriormente actualizada (ver imagen BBC): “Anna Hazare continúa ayunando a la espera de hablar con el gobierno sobre el proyecto de ley anti-corrupción”.

Nota: Traducción del nuevo titular de la noticia (imagen BBC): “Corrupción en India: El gobierno se reúne con los seguidores de Hazare”

Estos dos ejemplos son una pequeña muestra de la falta de adaptación de la mayoría de los medios de comunicación a las nuevas reglas no escritas que han surgido con la llegada de la era de la transparencia. En otras palabras, es necesario que los diarios abandonen estas malas praxis, optando en su lugar por una (o varias) de las siguientes alternativas:

1.- Redactar una nueva noticia en el caso de que los cambios supongan una actualización tan importante que la noticia original quede obsoleta. Por ejemplo, ésto es lo que debería haber hecho la BBC en el caso de la noticia de Anna Hazare que acabamos de ver.

2.- Añadir nuevos párrafos al final de la noticia, señalando de forma clara que se trata de actualizaciones posteriores al momento de su publicación, como hizo el blog presscriticism.com en este artículo anteriormente referenciado.

3.- Verificar que las fuentes empleadas para obtener la información son fiables, para no meter la pata y verse obligados a modificar la noticia al poco tiempo de publicarla.

4.- Reflexionar unos minutos antes de publicar la noticia, con el fin de asegurarse de que se está satisfecho tanto con el titular como con el contenido de la misma.

Por los motivos antes expuestos, mientras los diarios sigan modificando sus noticias de esta forma, que demuestra una gran falta de transparencia y profesionalidad, yo seguiré optando por tuitear sólo contenidos de fuentes alternativas, como los blogs, donde este tipo de prácticas son mucho menos habituales.

Y tú, ¿has sido “víctima” de alguna situación similar y quieres compartirla con el resto de lectores? ¿qué opinas sobre el hecho de que los bloggers (habitualmente calificados de “amateur”) sean, en muchas ocasiones, más profesionales que los supuestos periodistas que trabajan en medios de comunicación de prestigio?

Si te ha gustado este post puedes compartirlo:  


Escrito por: Sara Martín | Tags: , , , , , , , , , ,

free plagiarism checker

¿Y tú qué opinas? Deja tu comentario:



También podría interesarte:

Las 8 claves para que las ONGs aprovechen al máximo la...
Followers en Twitter: ¿tantos tienes, tanto vales?
La primera regla del customer experience: no maltratar ...