Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (y VII): Construyendo tu imagen de marca personal

Estrategias de Marketing1.134 lecturas

Desde hace algunos años se está produciendo, en el mundo industrializado, un hecho paradójico en relación con las tendencias de consumo. Por un lado, estamos asistiendo a una rápida proliferación de los productos de distribuidor, conocidos popularmente como de “marca blanca” que tienen en el bajo precio su principal ventaja. Al mismo tiempo, empresas como Apple, pese a tener precios muy superiores a los de la competencia, consiguen incrementar año tras año sus niveles de ventas, siendo sus novedades acogidas incondicionalmente por una gran parte de su público objetivo.

Este hecho nos hace ver que, incluso en épocas de crisis, las empresas que consiguen introducir en sus productos y servicios elementos diferenciadores –transmitiéndolos a través de su marca– pueden llegar a conseguir mejores resultados que en los momentos álgidos de los ciclos económicos.

Del mismo modo, a pesar de que en los contextos de alto desempleo las condiciones laborales tienden a deteriorarse, la mayoría de los trabajadores que han apostado por crear y potenciar una imagen de marca propia son capaces de competir en el mercado laboral sin que su salario sea el factor determinante para sus empleadores.

En este séptimo y último post de la serie sobre las mejores técnicas del Marketing, la Publicidad y la Comunicación para encontrar trabajo, voy a centrarme en la aplicación de los procedimientos y métodos incluidos en las áreas del branding, las relaciones públicas y los social media para la construcción de una imagen de marca personal que nos permita mejorar nuestro posicionamiento a nivel profesional.

1.- Comenzando a construir tu imagen de marca personal

En pocas palabras, la imagen de marca es la suma de los atributos asociados con dicha marca. Por otro lado, el personal branding puede definirse como la aplicación de una serie de herramientas del área del Marketing, con el objeto de conseguir que una persona llegue a alcanzar un posicionamiento determinado entre su público objetivo.

Una vez delimitados los principales conceptos sobre los que vamos a hablar en este post, pasaremos a determinar los primeros pasos que deberemos dar en la construcción de nuestra imagen de marca personal

Tú ya tienes una imagen de marca

Todos tenemos una imagen de marca personal, aunque en ocasiones no seamos conscientes de ello. De hecho, estoy seguro de que a muchas personas se les viene a la cabeza tu nombre o tu cara cuando piensan en un concepto determinado o se enfrentan a una situación concreta. Por ejemplo, la mayoría de la gente, al sufrir una avería en su ordenador, piensa automáticamente en una o más personas que podrían echarles una mano con su problema. En este punto, la pregunta que debes hacerte es: yo ya proyecto una imagen personal pero ¿es esa la imagen que quiero transmitir?. Si tu respuesta es positiva enhorabuena. Sólo tendrás que potenciarla para mejorar tu posicionamiento. Por el contrario, si tu respuesta es negativa no te preocupes pues, con esfuerzo, todos podemos cambiar la percepción que los demás tienen sobre nosotros.

Define tu hoja de ruta

Ante todo, como vimos en el primer post de esta serie, debes tener claro cuál es tu posicionamiento, tu propuesta de valor y tu unique selling proposition, es decir, aquello que te hace diferente a los demás.

A continuación, piensa en cuál es tu público objetivo (personas a las que quieres darte a conocer) y dónde se encuentra. Por otro lado, deberás establecer los canales que utilizarás para llegar con más facilidad a aquellos que estén interesados en recibir la información que quieres transmitir.

Por último, elabora un plan estratégico, con metas a corto, medio y largo plazo y comprométete a dedicar un buen rato todas las semanas a esta tarea (puedes comenzar por una hora semanal e ir dedicando más tiempo de forma paulatina). Por ejemplo, algunos de tus objetivos intermedios podrían ser: poner en marcha un blog personal en menos de un mes, escribir un artículo en un medio online especializado en tu sector antes de seis meses o dar una conferencia o workshop de aquí a un año.

Ponte manos a la obra cuanto antes

Si estás esperando a ser una persona reconocida en tu sector para comenzar a proyectar una imagen determinada, estás tomando el camino equivocado. En otras palabras cualquier momento es bueno para comenzar a trabajar en tu imagen de marca personal (incluso desde la adolescencia, como hacen muchos jóvenes emprendedores de menos de veinte años).

2.- Incrementando tu grado de visibilidad

Una vez que tienes claro cuáles de tus habilidades, aptitudes y características personales quieres comunicar entre tu público objetivo, llega el momento de poner en marcha todo tipo de acciones de marketing y comunicación para cimentar tu imagen de marca personal e incrementar tu grado de notoriedad.

En primer lugar, por muy buena reputación que tengas en un ámbito determinado, es decir, entre tus compañeros de trabajo, colegas de otras empresas o amistades, si quieres construir una imagen de marca potente tienes que conseguir visibilidad. En otras palabras, tener una elevada reputación no asegura un alto nivel de visibilidad.

Afortunadamente, en la actualidad, dispones de un gran número de herramientas que te permitirán mejorar tu posicionamiento y llegar a ocupar un lugar destacado en la mente de tu público objetivo. Me refiero, fundamentalmente, a aquellas que se encuadran dentro de los social media (aunque, más adelante, veremos cómo también puedes poner en marcha acciones en otros ámbitos).

Si tienes intención de potenciar tu imagen de marca a través de las redes sociales, en primer lugar deberás definir uno o varios temas sobre los que vas a hablar –sin olvidar que, de vez en cuando, también puedes relatar algunas de tus experiencias vitales o anécdotas, con el fin de humanizar tu perfil–.

Por otro lado, debes determinar el tono y el estilo que vas a emplear y tratar de ser fiel a los mismos, con el fin de dotar de coherencia a tus acciones de comunicación. Asimismo, tus contenidos deben ser originales y valiosos para las personas interesadas en los temas sobre los que escribirás o te pronunciarás (es decir, no te limites a repetir lo que otros dicen). Por otra parte, no tengas miedo a transmitir tus opiniones sobre los temas de tu especialidad, pues nadie es considerado un experto si no se atreve a opinar sobre aquella materia que, supuestamente, domina. Por último, sigue a personas con tus mismos intereses y no pienses que, al interactuar con tu “competencia”, te van a robar tus ideas.

Aunque no hace falta que estés en todo tipo de redes sociales, vamos a repasar brevemente las diferentes opciones que tienes a tu disposición:

A.- Blogs

Según Enrique Dans (profesor del ie Business School), los blogs son “la herramienta perfecta para la imagen personal“. No puedo estar más de acuerdo con él pues, a través de una bitácora online puedes, entre otras cosas:

- Darte a conocer como una persona con un alto nivel de competencia en una materia concreta.

- Tener la posibilidad de escribir sobre lo que más te gusta, sin restricciones y sin tener que sufrir una censura previa.

- Interactuar con las personas que dejan sus opiniones en la zona de comentarios.

- Mantener tus conocimientos al día, para poder emitir opiniones con criterio.

La creación de tu propio blog es un proceso realmente sencillo, pues no vas a necesitar tener conocimientos de programación (puedes abrirte uno en WordPress, Blogger, Posterous o Tumblr, en tan solo unos minutos). No obstante, te recomiendo que busques en Internet cómo instalar tu blog en tu propio servidor, con el fin de tener un control total sobre el mismo. El proceso es bastante simple y sólo tendrás que reservar un dominio y alojar tu bitácora en un servidor compartido (todo ello con un coste anual de no más de 50 o 60 euros, si quieres disfrutar de un servicio con un mínimo de calidad).

Por otro lado, para tener presencia en la blogosfera, no es imprescindible que edites tu propio blog, ya que puedes escribir tus artículos en el blog de tu empresa o en el de un grupo de profesionales de tu mismo sector. De todos modos, en mi opinión, es preferible que tengas tu propia bitácora y que hagas colaboraciones puntuales en otras plataformas.

Por último, a la hora de redactar tus artículos, no tengas miedo a difundir tus conocimientos y responde siempre a los comentarios que hagan tus lectores (excepto los de aquellos que utilicen las descalificaciones como base de sus argumentos).

B.- Redes sociales generalistas

Twitter es una excelente herramienta que, bien empleada, puede ayudarte a posicionarte como experto entre tu público objetivo. Además de tuitear con cierta frecuencia, no olvides rellenar tu bio utilizando palabras relacionadas con aquello sobre lo que escribes habitualmente y poner un enlace a tu blog o perfil en LinkedIn.

Asimismo, responde a las preguntas que te manden tus followers, invitándoles a que se comuniquen contigo por otra vía, en caso de que te formulen cuestiones difíciles de resolver en 140 caracteres. Por ejemplo, si sabes mucho de fotografía y quieres posicionarte como un experto en la materia, contesta a todos aquellos que te pregunten si una cámara es mejor o peor que otra o cuál es el filtro más recomendable para tomar fotos en determinadas condiciones atmosféricas.

Por otra parte, aunque Facebook es menos abierta que Twitter, es interesante crear un perfil en esta plataforma para aumentar tu grado de visibilidad pues, en la actualidad, esta es la red social con mayor número de usuarios. No obstante, si vas a utilizar tu perfil de Facebook como herramienta de promoción profesional, tienes que ser consciente de que, tal vez, cierto tipo de fotografías o comentarios no deberían ser de dominio público. Por este motivo, es fundamental que aprendas a gestionar perfectamente las opciones de privacidad.

Igualmente, puedes utilizar Google+ a nivel profesional, usando la herramienta de creación de círculos para estar conectado con expertos de diferentes ámbitos (separándolos, fácilmente, de las personas con las que tienes una relación de amistad). También puedes servirte de esta plataforma para impartir seminarios online a personas interesadas en tu área de actividad, a través de los “Hangouts”.

Por último, si quieres posicionarte dentro del mundo del arte, el diseño, la fotografía o la creatividad puedes editar un canal en Youtube o Vimeo, crear un perfil en Pinterest o Instagram, o abrir una cuenta en Flickr o Picasa.

C.- Redes sociales especializadas

LinkedIn es la red social de temática laboral y profesional que más éxito ha cosechado en los últimos años. Para sacarle todo el jugo a esta plataforma, elabora un perfil lo más completo posible sin olvidarte de hacer referencia a los blogs o medios en los que escribes con frecuencia. Por otro lado, no te limites a abrirte una cuenta y dejarla abandonada esperando a que la gente se ponga en contacto contigo. Por último, dedica un tiempo razonable a establecer relaciones de calidad y busca la interacción con profesionales de todo tipo de sectores.

Asimismo, puedes escribir en redes como Quora, una página web especializada en la compartición de contenidos de calidad sobre todo tipo de temas, en forma de preguntas y respuestas.

No obstante, todo este trabajo que vas a desarrollar en las redes sociales no tiene mucho sentido si no monitorizas tu actividad (controlando las visitas a tu blog, los mentions y retweets en Twitter, etc.) y analizas las interacciones que tienes con tu público objetivo, con el fin de mejorar tus acciones de comunicación.

No todo es online

Antes de la llegada de Internet, algunas personas conseguían un alto grado de notoriedad, debido a que tenían una fuerte presencia en medios de comunicación tradicionales. Aunque gracias a las redes sociales alcanzar un elevado nivel de reconocimiento es más fácil que nunca, no conviene olvidarnos de una serie de cosas que podemos hacer en el mundo off-line para mejorar nuestro posicionamiento:

I.- Asistir a ferias, congresos y otros eventos similares

Las ferias, seminarios, workshops y congresos son excelentes oportunidades para darte a conocer entre profesionales que trabajan en un determinado sector o entre aquellos que comparten una serie de intereses.

No obstante, no te limites simplemente a asistir como un espectador pasivo y aprovecha estas ocasiones para presentarte e interactuar con otras personas.

II.- Ser el ponente de conferencias o cursos

Una de las mejores formas de darte a conocer como experto en una determinada materia es convirtiéndote en ponente.

De este modo, si te ofrecen la oportunidad de dar una charla no dudes en aceptar la propuesta y ponte a trabajar cuanto antes en tu conferencia, pues pocas cosas afectan tanto a la reputación personal como impartir una ponencia y dar la sensación de que no se tiene ni idea del tema sobre el que se está hablando. Por último, no desaproveches la posibilidad de conceder entrevistas en radio, prensa y televisión ya que, aunque estos medios están en franco retroceso frente a otros, todavía tienen una gran capacidad para llegar a públicos concretos.

III.- Asistir a eventos de networking

El networking es un tema tan amplio que no tiene sentido profundizar en él en este post. No obstante, me permito compartir contigo un par de ideas: los eventos de networking no son lugares donde ir a tomar canapés y, si quieres aprovechar tu asistencia, fíjate unos objetivos antes de acudir (por ejemplo, hablar con una persona que estará presente en el evento, sobre un tema determinado).

3.- Consolidando y cuidando tu imagen de marca

Una vez que has puesto en marcha todo tipo de acciones para mejorar tu imagen de marca, ha llegado el momento de cuidarla y consolidarla.

En primer lugar, si quieres dejar una huella positiva, tienes que ser generoso y estar dispuesto a ayudar a los demás compartiendo tus conocimientos y echando una mano a aquel que tenga un problema que tú puedas solucionar. Por otra parte, no olvides ser respetuoso y no perder la compostura cuando te critiquen.

Por otro lado, para que tu trabajo obtenga el reconocimiento que se merece, puedes recurrir a una o varias de las siguientes opciones encuadradas dentro del mundo del branding y la estrategia corporativa:

i) Establece joint-ventures con otras “marcas”

El mundo empresarial está plagado de casos de éxito protagonizados, de forma conjunta, por dos o más empresas. Por ejemplo, el conocido vehículo Smart ha sido creado conjuntamente por la compañía automovilística Mercedes y la empresa relojera Swatch, creando una marca totalmente nueva.

En el área profesional, también se producen con frecuencia asociaciones de personas que desarrollan una tarea conjuntamente, ofreciendo un producto o servicio de forma combinada, bajo una misma “marca”. Como botón de muestra, en el sector de la publicidad es común encontrar equipos formados por un “copy” (redactor) y un “arte” (diseñador) que trabajan de forma conjunta durante gran parte de su carrera profesional.

ii) Recurre al Co-branding

El co-branding es el resultado de la unión temporal de dos marcas para ofrecer un producto o servicio que combina las características de ambas (manteniendo la imagen de las dos marcas). Por ejemplo, Nike y Apple se han unido para crear Nike+, un sensor que permite la comunicación entre algunos modelos de zapatillas Nike con iPods, iPhones, y otros dispositivos, convirtiendo los entrenamientos en una experiencia más divertida.

De la misma manera, puedes unirte a otros profesionales de tu sector y crear juntos un producto que incorpore la “marca” de todos. Por ejemplo, un estudio firmado conjuntamente o un libro editado por varios colaboradores.

iii) Trata de asociarte a una marca reconocida

Una idea interesante para mejorar tu nivel de notoriedad consiste en tratar de unir tu marca personal a una marca corporativa con un alto grado de reconocimiento. En mi caso, cuando pienso en Evernote (una aplicación para guardar notas desde diferentes dispositivos), se me viene a la cabeza la imagen de Berto Pena, un formador especializado en cuestiones de productividad y organización personal, que no trabaja para dicha empresa. ¿Por qué establezco dicha relación? Porque Berto ha escrito multitud de artículos y ha editado varios vídeos sobre esta herramienta, en los que nos enseña a utilizarla y a sacarle todo el jugo.

Un último consejo

Para finalizar este post me gustaría ofrecerte un consejo, que tiene como objetivo dotar de coherencia a tu imagen de marca personal: no proyectes una imagen distinta a la tuya.

Ya en el siglo V a. C. el filósofo Sócrates nos decía que “el modo de obtener una buena reputación es ser lo que se desea parecer“. Esta afirmación tiene hoy más validez que nunca pues, tras la generalización del uso de las redes sociales, es muy fácil descubrir a las personas que no son lo que dicen ser. Así, por ejemplo, si transmites a tu público objetivo que tienes un título determinado o has conseguido una certificación concreta, más te vale que sea verdad porque, antes o después, alguien descubrirá tu engaño y tu reputación quedará totalmente arruinada.

Por otro lado, en tus comunicaciones e interacciones a través de las redes sociales y otros canales online, trata de mantener un alto nivel de coherencia respecto al mundo offline, con el fin de que tu identidad real y digital sean similares. En otras palabras, las comunicaciones digitales son iguales que las que se desarrollan en el mundo físico, siendo las únicas diferencias el canal utilizado y la capacidad de viralización.

- – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Con este post termina la serie de siete artículos sobre las mejores técnicas de marketing para encontrar trabajo. Espero que hayas disfrutado con su lectura y que los consejos contenidos en estos posts te hayan servido para acercarte al objetivo de encontrar un nuevo empleo. Si tienes alguna duda o quieres transmitirnos tu valiosa opinión, te animo a que dejes un mensaje en la zona de comentarios.

Imagen: “Success Ahead” de marsmet544, Licencia CC BY-NC-SA 2.0

Nota: Si quieres profundizar en el área del Personal Branding, te recomiendo que te des una vuelta por la página web de Andrés Pérez Ortega, reputado experto en la materia.

- Otros artículos de esta serie -

1.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (I): Estableciendo una estrategia
2.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (II): Investigando el mercado
3.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (III): Elaborando tu CV
4.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (IV): Enviando tu CV
5.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (V): Consiguiendo la entrevista de trabajo
6.- Las mejores técnicas de marketing para encontrar trabajo (VI): Superando con éxito la entrevista de trabajo
7.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (y VII): Construyendo tu imagen de marca personal

- Serie de posts disponible en .pdf –

Si quieres leer y descargarte un whitepaper con todos los artículos de esta serie -ampliados y actualizados-, lo tienes disponible en la cuenta de SlideShare de Milton Factory.

Si te ha gustado este post puedes compartirlo:  



Escrito por: Mauro Xesteira | Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

free plagiarism checker

7 Comentarios sobre “Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (y VII): Construyendo tu imagen de marca personal”:

  1. Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (I): Estableciendo una estrategia Comentó:

    [...] 1.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (I): Estableciendo una estrategia 2.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (II): Investigando el mercado 3.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (III): Elaborando tu CV 4.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (IV): Enviando tu CV 5.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (V): Consiguiendo la entrevista de trabajo 6.- Las mejores técnicas de marketing para encontrar trabajo (VI): Superando con éxito la entrevista de trabajo 7.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (y VII): Construyendo tu imagen de marca p… [...]

  2. Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (II): Investigando el mercado Comentó:

    [...] 1.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (I): Estableciendo una estrategia 2.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (II): Investigando el mercado 3.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (III): Elaborando tu CV 4.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (IV): Enviando tu CV 5.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (V): Consiguiendo la entrevista de trabajo 6.- Las mejores técnicas de marketing para encontrar trabajo (VI): Superando con éxito la entrevista de trabajo 7.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (y VII): Construyendo tu imagen de marca p… [...]

  3. Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (III): Elaborando tu CV Comentó:

    [...] 1.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (I): Estableciendo una estrategia 2.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (II): Investigando el mercado 3.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (III): Elaborando tu CV 4.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (IV): Enviando tu CV 5.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (V): Consiguiendo la entrevista de trabajo 6.- Las mejores técnicas de marketing para encontrar trabajo (VI): Superando con éxito la entrevista de trabajo 7.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (y VII): Construyendo tu imagen de marca p… [...]

  4. Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (V): Consiguiendo la entrevista de trabajo Comentó:

    [...] 1.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (I): Estableciendo una estrategia 2.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (II): Investigando el mercado 3.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (III): Elaborando tu CV 4.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (IV): Enviando tu CV 5.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (V): Consiguiendo la entrevista de trabajo 6.- Las mejores técnicas de marketing para encontrar trabajo (VI): Superando con éxito la entrevista de trabajo 7.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (y VII): Construyendo tu imagen de marca p… [...]

  5. Las mejores técnicas de marketing para encontrar trabajo (VI): Superando con éxito la entrevista de trabajo Comentó:

    [...] 1.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (I): Estableciendo una estrategia 2.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (II): Investigando el mercado 3.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (III): Elaborando tu CV 4.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (IV): Enviando tu CV 5.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (V): Consiguiendo la entrevista de trabajo 6.- Las mejores técnicas de marketing para encontrar trabajo (VI): Superando con éxito la entrevista de trabajo 7.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (y VII): Construyendo tu imagen de marca p… [...]

  6. Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (IV): Enviando tu CV Comentó:

    [...] 1.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (I): Estableciendo una estrategia 2.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (II): Investigando el mercado 3.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (III): Elaborando tu CV 4.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (IV): Enviando tu CV 5.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (V): Consiguiendo la entrevista de trabajo 6.- Las mejores técnicas de marketing para encontrar trabajo (VI): Superando con éxito la entrevista de trabajo 7.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (y VII): Construyendo tu imagen de marca p… [...]

  7. Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo | orientadorespalencia Comentó:

    [...] 1.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (I): Estableciendo una estrategia 2.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (II): Investigando el mercado 3.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (III): Elaborando tu CV 4.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (IV): Enviando tu CV 5.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (V): Consiguiendo la entrevista de trabajo 6.- Las mejores técnicas de marketing para encontrar trabajo (VI): Superando con éxito la entrevista de trabajo 7.- Las mejores técnicas de Marketing para encontrar trabajo (y VII): Construyendo tu imagen de marca p… [...]

¿Y tú qué opinas? Deja tu comentario:



También podría interesarte:

Permission Marketing Evolution
Las mejores técnicas de Marketing para encontrar traba...
Las mejores técnicas de Marketing para encontrar traba...