Negative SEO (y II): cómo detectarlo y cómo protegernos de él

Marketing en Buscadores378 lecturas

Hace un tiempo elaboramos un post en el que explicábamos qué es el negative SEO y cómo pueden utilizarlo contra nosotros. En el artículo de hoy nos centraremos en determinar cómo podemos identificar si estamos siendo víctimas de una campaña de negative SEO y qué acciones podemos poner en marcha para contrarrestar sus efectos.

Cómo podemos saber si están utilizando técnicas de negative SEO contra nuestra página web

Afortunadamente no es muy complicado detectar si alguien está intentando afectar al posicionamiento de nuestra página web en buscadores, mediante la utilización de las técnicas más habituales de negative SEO. Veamos, a continuación, diferentes indicadores que nos permiten descubrir si algún competidor desaprensivo está tratando de hundir nuestra reputación en los motores de búsqueda:

1.- Bajada drástica de las visitas procedentes de buscadores. Si al utilizar una herramienta de analítica web como Google Analytics detectamos una reducción importante del tráfico que nos llega desde los motores de búsqueda (y siempre que Google no acabe de realizar ningún cambio en su algoritmo de búsqueda o que no hayamos cometido el error de haber implementado métodos de black hat SEO), cabe la posibilidad de que estemos padeciendo un ataque de negative SEO y los buscadores estén penalizando el posicionamiento de nuestra web en sus páginas de resultados.

2.- Incremento significativo del número de inbound links hacia nuestra página web en un corto espacio de tiempo. Si descubrimos que, en tan sólo unas semanas, el numero de enlaces que apuntan a nuestro site desde páginas de terceros se ha incrementado de forma anómala, puede ser que algún competidor deshonesto haya incluido nuestra web en una granja de enlaces (método al que nos referíamos en el post anterior de esta serie). Recordemos que la participación en link schemes es una práctica severamente penalizada por los motores de búsqueda y un sinvergüenza puede fácilmente encargar la creación de miles enlaces entrantes a nuestra web desde páginas de muy baja calidad (haciéndose pasar por nosotros) con el objetivo de perjudicar nuestro posicionamiento natural. Para analizar el origen y la variación en el número de los enlaces entrantes a nuestra página web, podemos elaborar informes de backlinks con diversas herramientas como Majestic SEO, Ahrefs o Link Detox.

3.- Crecimiento anómalo del número de páginas que replican los contenidos de nuestra página web. Si eres el responsable de un blog o una página web con una gran cantidad de contenidos originales, te invito a que utilices una herramienta de detección de plagio. Con ella podrás descubrir páginas que han copiado tus textos sin ningún rubor, apropiándose de ellos y sin citar la fuente original. Dado que Google penaliza aquellos sites en los que aparecen contenidos copiados de otras webs, cada vez es más frecuente que aquellos que quieren perjudicar a nuestro posicionamiento natural contraten a especialistas en la creación de cientos de páginas con contenidos copiados de la nuestra, con la esperanza de que Google se “equivoque” e interprete que los plagiadores somos nosotros. ¿Cómo podemos detectar si está aumentando de forma significativa el número de webs en las que se plagian nuestros contenidos? Yo personalmente utilizo Plagiarisma, una herramienta de detección de plagio que, aunque no tiene muchas funcionalidades, es muy sencilla de utilizar.

4.- Disminución notable de la velocidad de carga de nuestra página web. Si no hemos realizado cambios de consideración en nuestra página web y nuestro hoster no ha variado sus condiciones de servicio, el tiempo de carga de nuestra página web debería ser estable a lo largo del tiempo. De este modo (y recordando que los buscadores penalizan el posicionamiento de las páginas que presentan una velocidad de carga lenta), si nuestra web cada vez tarda más tiempo en cargarse, puede deberse a que estemos sufriendo el clásico “efecto Slashdot” o a que un tercero esté maniobrando para ralentizarla. ¿Cómo podemos realizar mediciones de la velocidad de carga de nuestra página web? Existen multitud de herramientas, por ejemplo yo uso Web Page Test.

5.- Aumento inusitado e injustificado de comentarios negativos en relación a nuestra marca o nuestros productos y servicios, incluyendo links hacia nuestra página web. En el anterior post dedicado al negative SEO pudimos ver que Google está librando una dura batalla para erradicar de sus páginas de resultados aquellos negocios sobre los que hay cientos o miles de comentarios negativos en Internet (principalmente supuestas tiendas de eCommerce desde la que se estafa a los compradores). Este hecho puede ser utilizado por nuestros competidores, los cuales pueden contratar empresas especializadas en la creación de miles de falsos comentarios negativos sobre nuestra marca, nuestros productos o nuestros servicios en foros, webs de reviews, blogs y otras plataformas online. Para detectar opiniones sobre nuestra marca en Internet podemos darnos de alta en el sistema de alertas de Google o utilizar programas de monitorización especializados como Mention.

6.- Recepción de una notificación firmada por el Google Search Quality Team comentándonos que, posiblemente, estemos utilizando técnicas que violan las normas contenidas en su “Guía de uso para webmasters”.

Siempre que no hayamos participado en link schemes o compra masiva de enlaces o hayamos implementado cualquier otro tipo de técnica de black hat SEO, si estamos dados de alta en Google Webmaster Tools y recibimos este aviso, es posible que estemos siendo víctimas de las malas artes de alguien que pretende perjudicar nuestro posicionamiento en buscadores.

¿Qué podemos hacer en caso de ser víctimas de una campaña de negative SEO y cómo podemos defendernos?

Una vez que hemos descubierto que algún granuja está utilizando técnicas de negative SEO con el fin de que nuestro site pierda posiciones en las páginas de resultados de los motores de búsqueda, queda la parte más importante (y más costosa en términos de tiempo): dar solución a este problema.

Para ello, veamos qué podemos hacer si:

I.- Ha incrementado de forma inusual el número de enlaces entrantes a nuestra página web

En primer lugar, tenemos que analizar todos los enlaces entrantes sospechosos (con una herramienta como Majestic SEO citada anteriormente) y clasificarlos según su grado de peligrosidad. Por ejemplo, si tenemos una web sobre maquinaria industrial, un enlace entrante desde una página erótica alojada en Albania necesitará una atención prioritaria sobre un inbound link desde una web alemana de recetas de cocina.

A continuación llevaremos a cabo las siguientes acciones:

- Pedir al webmaster de la página desde la que recibimos el enlace no deseado que lo elimine. La primera vía siempre debe ser la diplomática y, antes de pasar a medidas más contundentes, podemos escribir un email (en tono educado) pidiendo, a la persona que administra la página desde la que no queremos que nos enlacen, que borre el link a nuestra web. En el caso de que no veamos email o formulario de contacto dentro de la web, por lo general, en whois podremos encontrar un email de contacto del webmaster de la página desde la que no queremos ser enlazados. Si has sido enlazado desde cientos (o miles) de páginas web, tal vez te interese utilizar una herramienta, como Rmoov, con la que automatizar la detección de los backlinks no deseados, así como obtener el contacto de los propietarios de las webs desde las que te están enlazando, además de permitir la monitorización de nuestro proceso de peticiones de eliminación de links entrantes.

- Si esto no funciona, podemos realizar una “queja oficial” en el buscador en el que estemos siendo penalizados, utilizando una herramienta de desautorización de enlaces. Por ejemplo, podemos recurrir a Google disavow tool o Bing disavow tool, según el caso. A través de un formulario informaremos al motor de búsqueda que, como propietarios de nuestra página web, no queremos que un enlace a nuestra web desde una URL específica sea tenido en cuenta para determinar nuestro PageRank.

- Asimismo, podemos hacer un request para que el motor de búsqueda desautorice un dominio entero. Para lograr este objetivo, en el caso de Google, podemos utilizar la opción disavow domain, solicitando a Google que ignore todos los links a nuestra página web desde un dominio concreto (y no sólo desde una URL específica).

II.- Hemos detectado la proliferación de webs en las que se duplican nuestros contenidos

Como en el caso anterior, el primer paso que debemos seguir es pedir amablemente al propietario de la web donde aparecen los contenidos duplicados que los elimine o que respete nuestros términos de licencia de Creative Commons o de Copyright, en el caso de tenerlos.

Si no nos hacen caso, podemos informar a los motores de búsqueda que están plagiando nuestros contenidos desde páginas web de terceros. En el caso de Google podemos utilizar una herramienta para solicitar la retirada de contenidos de cualquiera de sus servicios. Su utilización es sencilla y el proceso está totalmente guiado.

También podemos notificar a Google que hemos descubierto webs que copian nuestro contenido y que, además, obtienen un mejor posicionamiento en las SERPs, mediante la cumplimentación de un formulario de Scraper Report. En este documento sólo tendremos que indicar la URL de nuestro site desde la que se copian nuestros contenidos, la URL exacta de la página donde se han copiado nuestros contenidos y la URL generada por Google al realizar la búsqueda en la que hemos detectado al plagiador que está mejor posicionado que nosotros.

III.- Hemos descubierto que nuestra web va más lenta de lo normal

Si sospechamos que la velocidad de carga de nuestra página está muy por debajo de lo normal (y no han variado las condiciones de nuestro servicio de alojamiento) puede que estemos sufriendo accesos masivos desde multitud de IPs, con el fin de ralentizar nuestra web. En este caso podemos seguir los siguientes pasos (siempre que tengamos unos conocimientos mínimos de gestión de paneles de control de servidores):

- Contactar con nuestro hoster y comentarle que probablemente estemos sufriendo un ataque externo con el objetivo de ralentizar nuestra página web. En muchos casos sus técnicos pueden ayudarnos a combatir este tipo de amenazas.

- Eliminar accesos desde IPs concretas o, incluso, no permitir el acceso a nuestra web desde determinados países (dos de los “sospechosos habituales” suelen ser China y Rusia).

- Por otro lado, en el caso de que existan brechas de seguridad en nuestro código, es posible que estén implementando en nuestra página web técnicas de black hat SEO (como las que describíamos en el anterior post de esta serie) y, en este caso, es ciertamente complicado librarnos de la amenaza sin el apoyo de un experto en seguridad informática que realice una auditoría y nos proponga diferentes soluciones. .

IV.- Hemos detectado que han inundado numerosos foros, blogs y webs de reviews de comentarios falsos sobre nosotros

Una vez más, el primer paso que debemos dar es ponernos en contacto con los administradores de los sitios en los que aparecen los falsos comentarios negativos y explicarles por qué deberían retirarlos.

En el caso de que queramos evitar que desde estos medios se enlace a nuestra web, deberemos valorar si merece la pena recurrir a la vía judicial para conseguir la retirada de estos contenidos (teniendo en cuenta que los costes asociados a la interposición de una demanda suelen ser elevados).

Las buenas noticias en relación al negative SEO

A pesar del, en ocasiones, desolador panorama que hemos pintado en párrafos anteriores, los ataques de negative SEO no suelen ser frecuentes (por lo menos a día de hoy). Esto es así porque para montar una campaña que busque perjudicar al posicionamiento de la competencia en los motores de búsqueda de forma efectiva hay que dedicar una cantidad notable de recursos económicos (destinados a contratar los servicios de expertos en la implementación de estas oscuras técnicas).

Por otro lado, Google está luchando de forma activa contra el negative SEO y prueba de ello han sido los numerosos pronunciamientos que ha hecho al respecto como Google works hard to prevent other webmasters from being able to harm your ranking or have your site removed from our index que, traducido al español, vendría a decir algo así como: Google trabaja duro para evitar que otros webmasters sean capaces de afectar a tu ranking (en buscadores) o eliminar tu sitio de nuestro índice (de búsqueda).

Por último, si nuestra página web tiene un page rank elevado y un número alto de páginas indexadas, es muy raro que seamos víctimas de este tipo de ataques puesto que la cantidad de recursos que habría que destinar a la implementación de acciones de negative SEO para afectar mínimamente a nuestro posicionamiento en buscadores serían económicamente ineficientes.

Referencias: en los siguientes enlaces podrás encontrar más información relacionada con el negative SEO:

Under 30 CEO

InkThemes – blog

Kuno Creative – blog

Search Engine Watch

Imagen 1: Roman Soldiers, Jerash 1, by sentex64, bajoAtribución-NoComercial-CompartirIgual 2.0 Genérica (CC BY-NC-SA 2.0)

Imagen 2: Roman Soldiers, Jerash 2, by sentex64, bajo Atribución-NoComercial-CompartirIgual 2.0 Genérica (CC BY-NC-SA 2.0)

Si te ha gustado este post puedes compartirlo:  


Escrito por: Mauro Xesteira | Tags: , , , , , , , ,

free plagiarism checker

2 Comentarios sobre “Negative SEO (y II): cómo detectarlo y cómo protegernos de él”:

  1. Negative SEO (I): qué es y cómo pueden utilizarlo contra nosotros Comentó:

    [...] Actualización: Ya hemos publicado la segunda parte de este post. En ella explicamos cómo detectar si estamos sufriendo un ataque de Negative SEO y cómo podemos defendernos de él. [...]

  2. Negative SEO (y II): cómo detectarlo y c... Comentó:

    [...] Hace un tiempo elaboramos un post en el que explicábamos qué es el negative SEO y cómo pueden utilizarlo contra nosotros. En el artículo de hoy nos  [...]

¿Y tú qué opinas? Deja tu comentario:



También podría interesarte:

Google nos desvela las claves del nuevo SEO
Las 10 claves para mejorar tu posicionamiento en buscad...
Las 10 claves para mejorar tu posicionamiento en buscad...